TUBÉRCULO BRAVO

Tapa de las buenas…

La mejor amiga de la cerveza. La tapa. Amigas que deberían ir siempre de la mano. Y no hablamos de unos solitarios cacahuetes o unas patatas de bolsa.
Esta receta nos trae a la cabeza unas patatas bravas, pero acompañadas del dulce boniato. El ajo y el pimentón picante se encargarán de darnos nuestro merecido.
La idea de esta receta surge al añadir ideas de un plato del restaurante Santa en BCN, el boniato bravo; con la mera improvisación rápida del rodaje. Pues que tenemos?.. que nos sobra?… Las primeras impresiones a veces son las mejores.

Ingredientes

  • Patata
  • Boniato
  • Aceite de girasol
  • Ajonesa
  • Pimentón picante

Preparación

  1. Cortamos en rodajas la patata y el boniato. Que sean lo más homogéneas posibles.
  2. Las freímos en aceite de girasol. Primero a fuego medio para que se cuezan y al final a fuego fuerte para que se doren un poco.
  3. Las sacamos y las ponemos sobre papel de cocina para que suelten el exceso de grasa.
  4. Vamos intercalando rodajas de patata y boniato con un poco de ajonesa, formando un cilindro.
  5. Napamos bien la superficie del cilindro de tubérculos y espolvoreamos con un poco de pimentón picante.
  6. Gratinamos hasta que coja color.

Comments

comments


  1. jaume

    Lo probaremos amigos tiene buena pinta

Dejanos un comentario


nueve − seis =