TARTA DE REMOLACHA Y UVAS

¡Vuelven los dulces a Stomako! Un pastel de remolacha O_o y uvas (sí, sí, yo también puse esa cara al escuchar “remolacha”… y además con uvas). La remolacha cocida tiene un sabor terroso, y me dije: madre mía, esta mezcla debe de ser un sabor raro, raro… Nada de eso. Un bizcocho brutal, extremadamente esponjoso y con el dulzor de la uva… ¡Mmmmmmmmmm! Además, con la crema de queso ¡queda brutal! Aunque no es nueva para mí, siempre me da por comérmela a cucharadas cuando está en el vaso de la batidora.

La sorpresa de esta semana, y ahí vamos, es que las manos que os presentamos hoy son las de Irene, que lleva dándole a la repostería desde 2010. Ella y yo nos conocimos hace ya bastante tiempo, en nuestros años mozos. Más tarde volvimos a coincidir en la universidad. Ella diseño  de moda y yo diseño digital. Y ahora, ya a nuestros 30 tacos y gracias a nuestros proyectos personales y las redes sociales, hemos vuelto a reencontrarnos. Ella con Pastisset, y Guiye y yo con Stomako. Y de aquí nace la primera de una serie nueva de videorecetas de Stomako, que da cabida a otros bloggers y profesionales de la hostelería con los que compartimos gustos, amistad y filosofías. Algo muy enriquecedor para nosotros y una experiencia, casi siempre nueva, para ellos.

Sin más dilación… Stomako os presenta a Pastisset. Y si sois seres perezosos nivel Jabba The Hutt, no worries, siempre podéis encargarle pasteles de aquello que más os guste a ella.

¡Ah, por cierto! Olvidaros de dejar el clásico hueco después de meteros un chuletón de kilo entre pecho y espalda. Esta tarta hay que degustarla a solas, cual inglés a media tarde, acompañándola de una taza de té, café o infusión. Veréis que el concepto de “lo divino” cambia. Y así piensa nuestra buena amiga y selecta catadora de dulces Hungry Pechuga: “Éste es de los mejores pasteles que he probado en mi vida”. Palabra de Horny Pechuga. ¡Casi ná!

Utensilios

  • Batidora de varillas
  • Bol grande para las mezclas
  • Vaso medidor
  • Espátula rasa para untar
  • Manga pastelera
  • Molde de pastelería de 15 cm de diámetro (mejor que sea alto, os quedará más bonico)
  • Horno

Ingredientes

Bizcocho

  1. 2 tazas de harina para repostería
  2. 1 cucharadita de bicarbonato
  3. 1 cucharadita de canela
  4. 1/2 cucharadita de levadura química
  5. 1/2 cucharadita de sal
  6. 1/4 de cucharadita de nuez moscada
  7. 2 huevos grandes
  8. 1 taza de azúcar blanco
  9. 1/3 taza de azúcar moreno
  10. 1/2 taza de aceite de oliva virgen
  11. 1/4 de cucharadita de nuez moscada
  12. 1/4 taza de leche
  13. 1 cucharadita de extracto de vainilla
  14. 1 1/2 tazas de remolacha cocida
  15. 1/2 taza de uvas
  16. 1 taza de frambuesas para decorar

Cobertura CheeseCream

  1. 1 taza de nata liquida para montar
  2. 500 gr de queso crema
  3. 2 tazas de azúcar glas (se puede coger azúcar blanco y procesarlo en batidora)

Preparación

Bizcocho

  1. Precalentar el horno a 175º.
  2. Mezclar en un bol la harina, el bicarbonato, la canela, la levadura, la sal y la nuez moscada. Reservamos.
  3. En el bol grande de mezcla ponemos los huevos, el azúcar moreno y blanco, el aceite y la leche y procesamos a velocidad media.
  4. Cuando esté bien mezclado añadimos la mezcla que habíamos reservado. Procesamos a velocidad media un par de minutos.Reservamos.
  5. Rallamos la remolacha, quitamos piel y semillas a la uva y añadimos a la mezcla anterior. Procesamos la mezcla un par de minutos a velocidad media.
  6. Cogemos el molde y lo untamos bien con la mantequilla, seguidamente espolvoreamos harina en el interior y que quede fijada por las paredes y la base del molde (lo agradeceremos cuando tengamos que desmoldar el bizcocho).
  7. Bajamos la temperatura del horno a 150º y ponemos en pastel. Vamos vigilando el pastel y vamos clavando un cuchillo largo para ver si está cocido (el cuchillo tiene que salir limpio).
  8. Sacamos el molde y dejamos templar.

Cobertura CheeseCream

  1. Mezclamos el azúcar glas y la crema de queso. Procesamos con varillas ha velocidad rápida.
  2. Vamos añadiendo poco a poco la nata líquida a la mezcla a velocidad media con las varillas, hasta tener una crema consistente.

Decoración

  • Desmoldamos el bizcocho y cortamos la tapa superior, obteniendo un cilindro casi perfecto (no desechéis la tapa, que con el sobrante de CheeseCream la echaréis en falta).
  • Cortamos el cilindro en dos partes mas o menos iguales.
  • Ponemos el CheeseCream dentro de la manga pastelera.
  • En la porción que será la base de la tarta ponemos pequeñas bolitas de CheeseCream con la manga, así en todo el perímetro, y el centro lo rellenamos generosamente.
  • Con la otra parte del bizcocho hacemos lo mismo y con la espátula extendemos el CheeseCream y lo dejamos lo más plano posible.
  • Ponemos la tapa superior sobre la base sin apretar. Cuidado aquí que el CheeseCream está a temperatura ambiente y puede resbalar fácilmente.
  • Acabamos decorando el pastel con un buen puñado de frambuesas.
  • Metemos el pastel en la nevera un par de horas para que coja consistencia.

Comments

comments


  1. Me ha parecido una receta realmente original. Ahora estoy comiendo muchas remolachas en casa, que es la época, no descarto probar…

  2. Yo las como en mi dieta de bajar de peso y me va muy bien.

Dejanos un comentario


cinco − = cuatro