La legumbre mágica... Un plato de los resultones. Imprescindibles, el sentido común (unas buenas habitas conservadas en aceite de oliva virgen y unos chipirones frescos); y algo de calderilla, ya que unas habitas decentes son un capricho. Las buenas no hay casi que cocinarlas ya que se deshacen en la boca. También se las conoce como "habitas baby".
  1. Picamos la cebolla.
  2. Escurrimos el aceite de las habitas para pochar la cebolla.
  3. Una vez pochada la cebolla, añadimos los chipirones y los vamos cocinando.
  4. Añadimos un poco de vino blanco, sal y pimienta.
  5. Una vez cocinados y dorados los chipirones, añadimos las habitas y salteamos ligeramente para que cojan temperatura, pero sin cocinarlas mucho.
  6. Escurrimos el aceite sobrante y servimos.
  • No hay que cocinar mucho los chipirones para que no se pasen y se conviertan en chicle.

Ingredientes

  • Habitas en conserva
  • Chipirones
  • Cebolla
  • Vino blanco
  • Sal
  • Pimienta

Utensilios

  • Sartén antiadherente
  • Sacacorchos para abrir la botella de vino

Música

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>